julio 20, 2018

Youtube, una fuente inagotable de contenidos educativos

Captura de pantalla 2017-12-21 a las 12.00.56

La plataforma se ha convertido en una potente herramienta educativa por la gran cantidad de recursos que hacen más atractiva la explicación del profesor.

Quería ser el profesor de 20 niños y me convertí en el de 20 millones”. Así comienza la historia de Unicoos, el canal educativo de YouTube creado por el madrileño David Calle y que le ha convertido en finalista del galardón Global Teacher Prize 2017 que premia al mejor maestro del mundo. El profesor, que fundó su propia academia en 2005, explica en una entrevista a Efe que se dio cuenta de que las horas de clase no eran suficientes para que los niños terminaran de entender las Matemáticas, la Física, la Química y la Tecnología, por lo que decidió comenzar a subir sus propios vídeos a YouTube.

“Pensé que podía matar dos pájaros de un tiro grabando los vídeos para los niños de mi academia y otros, que me constaba que no podían permitirse pagarse unas clases”, recuerda David Calle. Así surgió el germen de su canal de Unicoos, que se ha convertido en el mayor canal educativo de habla hispana en el mundo, con 660.000 suscriptores y unos 700 vídeos.

Para este profesor “el vídeo es un formato al que los chavales están más que acostumbrados y que les permite poder llevar la clase a su ritmo visualizándola a cualquier hora y en cualquier lugar”. Y es que YouTube se ha convertido en una potente herramienta educativa por su velocidad a la hora de encontrar los recursos y por la cantidad infinita de contenidos didácticos audiovisuales que hacen más atractiva cualquier explicación del profesor.

Como dice Óscar Alonso, maestro y creador de La Eduteca, “los vídeos no solo tienen un componente motivador para los alumnos, sino que también suponen un gran apoyo para el profesorado”.

Pero para ello hay que hacerlo bien. Como nos explica David Calle, “vídeos de Matemáticas en YouTube hay muchísimos y de muchos tipos”, y si los suyos tienen éxito es porque él les aporta “un poco de pasión y de energía que probablemente faltan en otros canales”. “Trato de ser divertido en clase, de ponerles ejemplos chulos y, por tanto, les transmito empatía y pasión”, asegura este profesor.

Las ventajas

Son muchas las ventajas que YouTube ofrece al profesor a la hora de utilizar el vídeo como recurso educativo. Gracias a las últimas herramientas de edición que ha incorporado, no hace falta que el docente tenga conocimientos previos para obtener vídeos de buena calidad. Además, la plataforma permite insertar enlaces en los propios vídeos para que los alumnos puedan obtener más información sobre ese tema o incluso redirigir a otros vídeos relacionados. Otras posibilidades son la organización de vídeos según las temáticas o las asignaturas y la puesta en práctica de la metodología flipped classroom.

Entre los inconvenientes, la gran cantidad de publicidad que hay en YouTube, los vídeos virales y la falta de control sobre algunos contenidos que la plataforma relaciona automáticamente. Serán los propios docentes los que tendrán que guiar a los alumnos para esquivar todos estos problemas. De hecho, aunque muchos puedan pensar que el profesor adquiere menor protagonismo con la utilización del vídeo, la realidad demuestra que la figura del docente se transforma pero que resulta completamente imprescindible.

“Insustituible”

“Los vídeos suman muchísimo, aportan una forma diferente de dar clase, pero la labor del profesor es insustituible”, asegura David Calle. Para él, los vídeos liberan al profesor de las mismas explicaciones y de los mismos conceptos teóricos año tras año y les permite ganar tiempo en clase para explicar otras ideas, ser creativos e insistir en otros conceptos. “No tienen que perder el tiempo, por ejemplo, explicando una ecuación de segundo grado, sino que pueden insistir en otras áreas que tengan que ver con esa ecuación porque ya alguien les ha explicado eso en los vídeos”, explica Calle.

También son los propios alumnos los que pueden hacer sus vídeos para subir a YouTube. Hace unas semanas, la Consejería de Educación de Canarias puso en marcha el proyecto De la letra a la imagen que propone al alumnado de ESO la realización de vídeos a partir de la lectura de una novela. Por un lado tenían que crear un BookTrailer, una corta creación audiovisual para promocionar la obra literaria; y por otro un BookTube, en el que jóvenes lectores de diferentes países cuelgan en YouTube vídeos con sus críticas literarias o aportando comentarios

Adrián Arcos

 

 

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*