noviembre 22, 2017

Robótica. Innovación a través de las plataformas abiertas.

17-11-01tribuna noviembre

Entre los movimientos y las tendencias en el ámbito educativo que pretenden conferir al alumnado capacidades para afrontar los retos sociales y profesionales del siglo XXI, la robótica educativa se encuentra entre los más destacados.

Se trata de una iniciativa orientada al desarrollo de la creatividad y la experimentación mediante la cual los alumnos y las alumnas adquieren las capacidades necesarias para la consecución de proyectos interdisciplinares. A través de la enseñanza práctica de conceptos esenciales de las áreas denominadas STEM o CTIM –la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas–, se fomenta la cooperación y las habilidades de trabajo en equipo y se estimula su imaginación.

La robótica ayuda al alumnado a ampliar su pensamiento abstracto. A partir de un diseño conceptual inicial se obtienen resultados físicamente tangibles. El proceso de diseño y montaje se basa en la resolución de problemas, en la toma de decisiones que refuerzan la autonomía y promueven la creatividad. Mediante la planificación y el desarrollo de secuencias de instrucciones se ejecutan determinadas tareas como el movimiento, la navegación, la coordinación, la sujeción y la manipulación de objetos, el procesamiento de audio y vídeo, el reconocimiento y la detección de elementos, etc.

La transversalidad inherente a la práctica robótica, sustanciada a través de la combinación de diversas técnicas y tecnologías, hacen de ella una disciplina que otorga las habilidades necesarias para la adquisición de una de las competencias clave más importantes: aprender a aprender.

Los beneficios que conlleva esta transformación en los procesos educativos son evidentes, pero el ritmo de implantación sigue siendo lento, debido, en parte, al coste asociado a los kits y a los recursos presupuestarios que tienen a su disposición los centros educativos.

La filosofía DIY/DIWO (Hazlo tú mismo y hazlo con otros), el movimiento maker y los Fab labs son los referentes de una tendencia que tiene en la robótica y la impresión 3D sus máximos exponentes y utilizan las plataformas abiertas y el open source como herramientas de cambio para alcanzar la innovación educativa a través de la tecnología.

Estas tendencias se van incorporando al mundo educativo, ofreciendo al profesorado y al alumnado oportunidades de crear, compartir y aprender de manera colaborativa.

Detrás de estos movimientos se encuentra una comunidad que apoya y refuerza los desarrollos, que facilita a los educadores el acceso a este tipo de recursos y que se sirve de la tecnología low cost para la distribución o reutilización de elementos modulares.

Uno de los ejemplos más destacados son los printbots, robots imprimibles a través de pequeñas impresoras 3D cuyo coste se ha ido reduciendo progresivamente. Y si no se dispone de impresoras, se pueden crear nuevas piezas para completar los kits robóticos mediante la imaginación: reciclando material como madera, metal, cartón o aprovechando monitores en desuso, grabadoras desechadas, impresoras estropeadas, CPU antiguas, teclados incompletos, etc.

La red pone a disposición de los usuarios infinidad de recursos: repositorios con manuales de construcción con planes de montaje y todo lo necesario para el desarrollo de proyectos robóticos.

El panorama de referencias disponibles en internet es amplio y crece cada día. Hay iniciativas que destacan por su utilidad en la Educación y que proceden del ámbito asociativo, el entorno académico e institucional, de colectivos colaborativos o de iniciativas emprendedoras.

Iniciativas educativas

  • Programamos: es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover el desarrollo del pensamiento computacional desde edades tempranas.
  • Hackday.io: comunidad colaborativa de proyectos tecnológicos con una amplia referencia robótica. Arduino, Rasberry Pi, robótica, impresoras 3D y más proyectos documentados al detalle.
  • Código 21: espacio del Departamento de Educación de Gobierno de Navarra dedicado al aprendizaje de programación, robótica educativa y otras tecnologías emergentes que incluye recursos educativos para Scratch y Arduino.
  • Ieraobotics: colección de recursos con documentación sobre proyectos robóticos como SkyBot y modelos 3D para emplear con fines educativos en el aula.
  • Tecnoprofes: red de intercambio y debate sobre la enseñanza de la tecnología en ESO y Bachillerato que incluye un foro muy seguido por docentes. Incluye una sección actualizada de eventos educativos relacionados con las nuevas tecnologías.
  • El Departamento de Tecnología del IES “La Cañada” (Coslada, Madrid): ofrece en su web interesantes recursos de tecnología y robótica.
  • Dentro del apartado de kits de iniciación robóticos, además de los ya clásicos WeDo y Mindstorms de Lego, existen alternativas de hardware libre, como Makeblock.
  • Asimismo, Rasberry Pi, una microcomputadora de bajo coste concebida para usos educativos dispone de un repositorio para enseñar, aprender y crear proyectos robóticos.
  • El fabricante español BQ ofrece, además de una versión propia de printbots, un entorno de programación muy parecido a Scratch.
  • LittleBits: un sistema modular para construir pequeñas estructuras electrónicas y robots. A través del ensamblaje sencillo de pequeños elementos se pueden construir combinaciones muy creativas.

Desde Anaya Educación, dentro de las diferentes asignaturas que constituyen el currículo de la Lomce para la programación de esta disciplina: Tecnología y Recursos Digitales en Primaria, Programación y Robótica en la ESO y Tecnologías de la Información y la Comunicación en Bachillerato, hemos integrado propuestas open source dentro del desarrollo de las materias.

Cabe resaltar la colaboración con Complubot, empresa española pionera en el mundo de la robótica educativa y experta en la formación del alumnado y del docente. Complubot desarrolla proyectos basados en plataformas abiertas y las ha aplicado en soluciones propias como Arduino Robot, RobotBase o ArduLab.

Starting with Robotics es un proyecto muy interesante que se ha desarrollado utilizando como base Crumble, un controlador programable de bajo coste y muy sencillo de utilizar.

En su página web ofrecen una información y documentación integrada con el currículo y agrupada por secuencias didácticas en función de los niveles educativos.

A través de su experiencia y la utilización de más de 14 plataformas de tecnología robótica distintas a lo largo del periodo formativo de los estudiantes ofrecen documentación, consejos de aplicación y una larga colección de recursos y prácticas que pueden ser aplicadas desde Infantil hasta Bachillerato.

Por Grupo Anaya

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*