junio 25, 2018

Metodologías ágiles: de la empresa a la enseñanza

CMYK básico

Muchas de las metodologías educativas que actualmente están establecidas en el mundo de la Educación han sido heredadas del sector industrial. A modo de ejemplo, se puede citar la gamificación educativa, que surgió inicialmente en el sector empresarial como un método de marketing o de captación de clientes. Otro término educativo que tiene su origen en el sector industrial es el vocablo competencia, que definía en su origen los requisitos que demandaba el empresario a sus empleados.

En esta línea, un nuevo aspecto educativo con origen en la empresa se está empezando a conocer en el sector educativo: las metodologías ágiles. Estas metodologías –que se pueden encuadrar dentro de las denominadas metodologías activas– se basan en la capacidad de flexibilizar y adaptar las características y el funcionamiento del equipo de trabajo en función de las necesidades del cliente y la funcionalidad del producto.

Metodología Scrum

En el contexto actual, basado en la inmediatez del mercado que se apoya en una elevada oferta, las metodologías ágiles se posicionan como una estrategia útil en la dirección de proyectos y gestión de personas. Entre las diferentes metodologías ágiles desarrolladas a lo largo de la historia destaca la metodología Scrum, que nació en la década de los 80, en los procesos de desarrollo de productos exitosos en Japón y EEUU. El término Scrum tiene su origen en el rugby, refiriéndose a la forma en la que los equipos reinician el juego tras una falta o un fuera de juego.

Tradicionalmente esta metodología ha sido utilizada en la industria de desarrollo de software, pero es fácilmente exportable a otro tipo de industrias para el desarrollo de otros productos o proyectos. La característica fundamental de esta metodología es la asignación de roles:

  • Product owner (propietario del producto), que es el responsable de maximizar el valor del producto y el trabajo del equipo de desarrollo. Entre sus funciones destaca la gestión y actualización de la lista de funcionalidades y requisitos técnicos que el producto debe cumplir, denominada product backlog.
  • Scrum master (facilitador), que es el líder del equipo de desarrollo. Entre sus funciones destacan la de motivar a los diferentes miembros del equipo y asegurar que el equipo realice correctamente su trabajo, posicionándose como enlace entre el product owner y el equipo de desarrollo.
  • Scrum team (equipo scrum), que es el equipo de desarrollo, en el que no existen jerarquías y todos sus miembros tienen perfil de desarrollador. Entre sus funciones destaca la responsabilidad de convertir en un tangible lo que el cliente quiere –es decir el product backlog–, cumpliendo con la calidad y los requisitos preestablecidos.

Aplicación en la universidad

La eficacia que presenta este planteamiento metodológico para la gestión de proyectos, reclama que las principales empresas tecnológicas transformen su filosofía de trabajo hacia esta metodología que permite adaptarse a las necesidades actuales tanto de clientes como de su personal cualificado (ingenieros y técnicos).

Al igual que en el sector industrial, donde estas metodologías se han extendido desde las empresas de informática a otras relacionadas con procesos y proyectos de ingeniería, en el sector educativo la metodología Scrum está empezando a ser implementada en asignaturas de otras titulaciones de carácter técnico que son diferentes a la Ingeniería informática.

La principal ventaja de la implantación de la metodología Scrum en estas titulaciones es la posibilidad de fomentar la adquisición de competencias transversales ya que, en la actualidad, éstas están siendo demandas por las principales empresas tecnológicas, necesitadas de personal cualificado con habilidades fundamentales para el desarrollo de cualquier proyecto, como son el liderazgo, el pensamiento crítico, la capacidad para trabajar en equipo, la adaptación ante situaciones inesperadas, etc.

Por Adrián Arcos

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*