diciembre 10, 2018

Los docentes de la UE piden más formación en TIC

Imprimir

En España, solo el 15% asegura tener destrezas para usar las tecnologías.

Un estudio de la Unión Europea sobre el personal docente, a través de su Red Eurydice, demuestra que la formación continua en nuevas tecnologías es uno de los puntos clave en la estrategia europea para mejorar la calidad de la Educación. El estudio, realizado a más de dos millones de profesores de Secundaria, corrobora que más del 50% del profesorado reclama un aumento de formación en TIC.

El análisis de las necesidades de los profesores concluye que, aunque se sienten preparados en la materia que van a impartir, reclaman formación complementaria dado que las TIC implican un profundo cambio metodológico en la forma de impartir las materias, ya que solo un 15% asegura tener destrezas suficientes en este campo.

Los docentes están cada vez más concienciados de que la digitalización del sector educativo es totalmente necesaria e ineludible y el equipamiento digital de las aulas es un paso vital que ya lleva más de una década de implantación. No obstante, hay un factor económico vital para que los centros se mantengan al día en cuanto a soluciones tecnológicas de vanguardia.

Competencia digital

La competencia digital docente fue incluida como una de las ocho competencias principales en la Recomendación del Parlamento Europeo y el Consejo para el aprendizaje permanente. Por ello, el Ministerio de Educación creó el Marco Común de Competencia Digital Docente, considerando que el desarrollo del docente en esta área determinará el futuro de los alumnos como competentes digitales.

El nivel de competencia digital en España es todavía relativamente bajo. Es necesario enseñar a los docentes a utilizar herramientas tecnológicas actuales para facilitar su integración en las actividades diarias en las aulas. Recursos nuevos como pantalla táctil colaborativa, la gamificación o la flipped classroom pueden ayudarles en la integración eficaz de la tecnología. Además, la reorganización y rediseño de los espacios de manera diferente así como una profunda reestructuración metodológica tendrá mucho que ver con el éxito de toda la formación reglada del futuro.

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*