octubre 20, 2017

Los auténticos ‘influencers’ que marcan vidas y sociedades

Imprimir

Se dice que los influencers tienen el poder. Son un referente para miles de adolescentes y jóvenes en las redes. Es la era de los tuits, de los hashtags, de los instagramers, de los youtubers y de los followers. Pero hay otros influencers mucho más poderosos, aquellos que marcan nuestra sociedad generación tras generación, de ellos depende cómo seremos y cómo lo conseguiremos. Influyen en quién hará las leyes, dirigirá los bancos, en los artistas que cambiarán la visión del mundo… Marcan vidas, sociedades y países, incluso civilizaciones. Son los docentes.
Este es el mensaje de la campaña #realinfluencers lanzada por la compañía Blinklearning y que tiene como objetivo reivindicar la figura del profesor como la verdadera influencia de la sociedad. Los profesores son esos real influencers que marcan vidas, sociedades y, sobre todo, transmiten una serie de conocimientos que van a ser claves para el desarrollo de cualquier sociedad en el futuro.
Varios de estos docentes innovadores acudieron en mayo al evento #Realinfluencers, enseñar en la era del #Hashtag, celebrado en CaixaForum Madrid para debatir sobre la importancia de los medios digitales en la Educación, partiendo de que la labor de los docentes no está suficientemente reconocida. Hay un montón de iniciativas en las redes sociales que realmente están captando la atención de los alumnos… y de los profesores, que se fijan en ellas para complementar y enriquecer sus clases para hacerlas entretenidas y útiles.
“Dar una clase de ciencia aburrida tiene mucho mérito”. Así empezó a modo de monólogo Javier Santaolalla, ingeniero y doctor en Física a quien entrevistamos en este número –ver página siguiente–. “Es fácil hacer una clase de ciencia divertida, pero no es fácil ser profesor”. Claro que un profesor se encuentra con muchos problemas en clase, por lo que la ayuda digital de todos los proyectos que están saliendo refuerzan mucho su labor.

Recursos divertidos
Santaolalla defiende que, acercando la ciencia a las pasiones de los alumnos, todo es mucho más fácil, simplemente utilizando los gustos de los propios chavales. Con programas como El Hormiguero, películas como Interstellar o series como Rick y Morty y Big Bang es muy divertido aprender ciencia, porque “estamos rodeados de ella”. En BigVan Telecienciario, él da divertidas noticias sobre ciencia que se pueden ver una y otra vez, siendo una herramienta más de aprendizaje.
El profesor youtuber David Calle, finalista del Global Teacher Prize 2017, asegura que “un vídeo nunca puede sustituir a un profesor, pero puede ayudar mucho”. Unicoos es la academia on line fundada por él mismo, en la que miles de alumnos y profesores se han fijado para mejorar su rendimiento y facilitar la comprensión de la materia. Defiende el poder del vídeo y sus tres íes: la de la imagen –que ya se sabe que vale más que mil palabras–, la de la interacción –que permite usarlo en cualquier momento y lugar– y la integración –porque se puede ver tantas veces como sea necesario–. No todos los chavales tienen la misma velocidad, que “nada tiene que ver con la inteligencia”. El vídeo permite democratizar y sumar, pero nunca sustituir.
Luz Rello ha aportado muchísimo en la investigación y tecnología para identificar la dislexia. Ella misma es disléxica y ha conseguido avanzar en la detección precoz de esta dificultad gracias a Dytective for Samsung y Dytective U, herramientas para las que ha fundado Change Dyslexia que pretende superar tres barreras: el desconocimiento, las dificultades en la lectoescritura y las barreras socioeconómicas y reducir así el abandono escolar por culpa de la dislexia.

Aprender unos de otros
¿Qué mejor que debatir las necesidades de la Educación con una cerveza? Esto es lo que proponen Moisés Llorente y Salva Carrión con InnoBAR, que consiste en mostrar 10 píldoras educativas –vídeos cortos– con 50 docentes en un bar y, después, debatir sobre ellas y aprender unos de otros. Además, la casa invita a la primera cerveza. ¿Por qué es innovador? Llorente vio que los típicos congresos interminables de Educación no son tan efectivos como la charla en el café de descanso o en el cóctel de después. Así que lo mejor es ir directamente a la charla de bar con cerveza en mano. “En España se hacen las cosas muy bien en cuanto a Educación, pero no hay visibilidad, los profesores no aprenden del trabajo del otro”. Ya hay Innobares en toda España donde cambiar esto, y la idea gusta.
También hay una iniciativa con proyectos y recursos para los profesores en la nube. Maestros Innovadores, Alumnos Competentes es un entorno de aprendizaje en la red por y para docentes que quieren una Educación digna del siglo XXI. Un punto de encuentro fundado por el docente Jorge Largo para que profesionales de la Educación aprendan de las iniciativas de otros.
La campaña #realinfluencers ha creado también una plataforma para que los influencers reales compartan experiencias y reclamen su posición en la sociedad. Todos los mensajes e información están disponibles en www.realinfluencers.org, donde se da difusión al colectivo docente y a la labor que desarrolla en el aula.

EL PODER DEL HASHTAG
– Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres y enamorada de la campaña de #realinfluencers, ha encontrado en las redes sociales su medio para romper el mito de la madre perfecta, esa que siempre tiene una energía y carisma utópicos que vemos en la televisión. Desde Malasmadres quiere dar voz a las madres reales y luchar contra la desigualdad social y laboral entre mujeres y hombres. El proyecto está cogiendo mucha fuerza mediante el hashtag #soymalamadre y se ha convertido en un movimiento social potente que trabaja con el Gobierno para paliar estas diferencias.

– Las iniciativas en torno a la Educación en el mundo digital son muchísimas y eso es gracias a la gente que invierte su tiempo en hacer que sea un tema en boca de todos. Cada martes a las 10 de la noche, Isabel Ortega lanza una pregunta sobre Educación en Twitter con el hashtag #EduHora, que consigue ser trending topic incluso los días de Champions League, en los que el fútbol abarca casi todo el espacio de las redes.
Esta pequeña iniciativa se ha hecho grande y se ha convertido en un claustro enorme en el que participa cada vez más gente, capaz de competir con Cristiano Ronaldo y Gran Hermano durante una hora al menos.

– Curiosamente y a excepción de Jorge Largo, ninguno de los demás ponentes del encuentro es titulado en Educación. Son ingenieros, economistas o publicistas amantes de la Educación que han visto en las redes un medio potente para convertir este tema en tendencia y terminar con la escuela tradicional que siempre se ha visto como aburrida.

Por Daniel Peña

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*