agosto 18, 2017

Lo que sucede en internet repercute en el aula por Guillermo Cánovas, director de EducaLIKE

silueta Guillermo Cánovas

En ocasiones podemos tender a pensar que aquello que sucede entre nuestros alumnos y alumnas fuera del aula no es de nuestra incumbencia. No obstante, más tarde solemos descubrir que sí lo es, en especial cuando se generan conflictos que repercuten en la marcha de la clase. Y uno de los entornos que más está incidiendo en lo que sucede dentro de los centros escolares es internet.

Cada día más situaciones conflictivas de las que nos encontramos en clase se han generado fuera de las instalaciones del centro y de los horarios lectivos. Una discusión en Instagram la noche anterior, unos insultos en un grupo de WhatsApp una tarde cualquiera, o un alumno al que han echado durante el fin de semana del clan que tienen sus compañeros en un videojuego on line, son situaciones que repercuten directamente en la convivencia escolar.

Nuestros alumnos no establecen horarios para sus relaciones, ni las acotan a unos espacios físicos determinados. Están en permanente contacto los unos con los otros, independientemente de los metros o los kilómetros que les distancien. Nos equivocaríamos si pensáramos que internet es un mundo paralelo, que es posible desvincular del resto de facetas de la vida. Tal vez al principio fuera así, pero desde luego ya no lo es. Y desde luego nuestros alumnos no establecen tal diferencia.

Ahora llevamos la conexión en el bolsillo, y somos los propios adultos los que no nos separamos del smartphone o de la tablet. Ni ellos ni nosotros vivimos dos vidas paralelas, no tenemos dos identidades ni dos reputaciones, sino una sola que se manifiesta en distintos entornos.

Es difícil que algo que sucede en internet no repercuta fuera, y todo lo que sucede fuera suele tener su reflejo en la Red. Es más, sabemos que la mayoría de las personas hablamos todos los días en las redes sociales más o menos con las mismas personas con las que hablamos por WhatsApp, y que estas personas suelen ser las que vemos todos los días. Es decir, que las relaciones que mantenemos en internet suelen ser ni más ni menos que una prolongación de nuestras relaciones cotidianas. Añadimos en algunos casos a personas que están lejos, o a las que no podemos ver con frecuencia, pero no son el grueso de nuestros contactos diarios.

De esta circunstancia surge la absoluta necesidad de que los profesores conozcamos los entornos digitales en los que se mueve el alumnado, los medios que están utilizando para mantenerse en permanente contacto y los conflictos que pueden surgir en los mismos. Por esta razón cada día son más los profesionales que demandan formación al respecto, y que buscan herramientas, recursos o participan en talleres sobre el uso que niños y adolescentes hacen de las tecnologías.

Dos de los recursos más interesantes son los ofrecidos en espacios como educainternet.es, donde miles de profesores cuelgan sus propias presentaciones y consultan o utilizan las de sus compañeros para trabajar sobre estos temas. Desarrollada por Orange, y en colaboración con McMillan Education, se organizan concursos y se premian las presentaciones en distintos idiomas. También los recursos, sesiones formativas y contenidos ofrecidos por educalike.es en algunos de sus espacios como ninosyadolescenteseninternet.com permiten al profesorado actualizarse constantemente.

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*