diciembre 10, 2018

“Leemos” es la nueva iniciativa digital para fomentar la lectura

Es un proyecto dirigido a alumnos entre 10 y 14 años enfocado a la lectura digital para encajar mejor con los jóvenes.

Leemos es una nueva iniciativa digital que trata de fomentar la lectura en las aulas. Es un proyecto de Fundación Telefónica y la Fundación José Manuel Lara, que se basan en los datos preocupantes que demuestran el poco nivel de lectura entre los jóvenes españoles.

La iniciativa está dirigida a los alumnos entre 10 y 14 años, ya que consideran que es el momento clave de la pérdida del hábito lector, cuando el joven entra más a fondo en el mundo de la tecnología digital, los móviles y las redes sociales. Por lo tanto, Leemos está enfocada a la lectura en el formato digital, ya que está más acorde a los gustos de las nuevas generaciones.

Este proyecto se presenta como un instrumento de ayuda para combatir esta situación, ofreciendo soluciones enfocadas a los alumnos, a las familias y a los centros educativos. Su objetivo es que 100.000 alumnos se sumen a esta iniciativa.

El encargado de acercar Leemos a los centros es aulaPlaneta, con una plataforma digital que contiene una selección de libros recomendados y una serie de herramientas y actividades para dinamizar la lectura en clase e incorporarla a los hábitos de ocio de los jóvenes.

El pasado 15 de febrero se presentó el proyecto en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid, en un acto moderado por la periodista Mónica Carrillo. A su juicio, hoy en día “leemos más que nunca” con los mensajes de WhatsApp, el Twitter y el Facebook, pero la lectura de los libros se está perdiendo, por lo que el objetivo es acercarla a los jóvenes haciéndola más atractiva.

Tras ella, intervinieron los presidentes ejecutivos de ambas fundaciones, César Alierta de Telefónica y José Manuel Lara de la que lleva su nombre. Ofrecieron algunos datos impactantes sobre las pocas ganas de leer que tienen los jóvenes hoy en día.

Según el último informe de la Federación de Gremios de Editores de España, el 35% de los españoles nunca lee libros, además de que la práctica de la lectura en las escuelas se ha sustituido por otras actividades y que el índice de fracaso escolar sigue siendo uno de los más altos de Europa.

Leer en español

Sin embargo, el idioma español es un idioma global, por lo que, según César Alierta, es “fundamental” que aumente su influencia y que “se lea mucho más y que se lea en español” con la colaboración de los sectores público y privado.

José Manuel Lara afirmó que, a pesar de que la media de tiempo de lectura de un español al día es de 13 minutos y que cada vez menos jóvenes leen por placer, “leer está asociado a tener éxito y ayuda al desarrollo personal”.

Después de esta presentación se celebró una mesa redonda sobre la situación de la actividad lectora entre los más jóvenes y las motivaciones que hay detrás de la lectura en la que participaron Mónica Carrillo; la presidenta de la Fundación Trilema, Carmen Pellicer; la escritora Care Santos y el joven youtuber recomendador de libros Sebas G. Mouret.

“Contagio” de la lectura

Todos coincidieron en que es imprescindible recuperar la presión de grupo hacia el lector, ya que el hábito lector se transmite por “contagio”, como dijo Care Santos, y por eso es muy importante la figura del recomendador.

Sebas, sin duda el más cercano a ese sector al que se dirige Leemos debido a su edad y su actividad en las redes sociales, comentó que es fundamental el “cómo vender” la lectura. Hay que hacerla atractiva, no que los jóvenes la vean como una obligación. “No sabemos vender el concepto. Los exámenes no son un buen método”.

A la pregunta sobre la obligación a leer clásicos en la escuela, Carmen Pellicer comentó que sí, pero influye mucho el cómo y el cuándo. Por ello, meterse en el mundo digital de los jóvenes es el camino, porque todos utilizan las redes sociales.

Daniel Peña

 

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*