diciembre 16, 2017

La pedagogía abierta, clave para mejorar las prácticas docentes

Como profesor, formo parte de una comunidad de Educación abierta y tengo una larga trayectoria aplicando y recomendando el uso de herramientas abiertas. Me gusta impulsar la apertura de nuestra práctica docente porque brinda beneficios como: 1) reflexionar sobre nuestra propia experiencia, ya que es clave para seguir mejorando; 2) escribir nuestra experiencia en internet porque de esta manera compartimos y beneficiamos a otros individuos dentro de la comunidad educativa y de otros sectores productivos de la sociedad; y 3) a través de prácticas abiertas nos enlazamos con otras personas que trabajan en áreas similares y esto nos ayuda a crear redes de contacto.

En los cursos que imparto he comprobado el beneficio de motivar a mis estudiantes participando en una comunidad de práctica abierta porque vivimos en una sociedad altamente conectada y es importante adaptarse a ello. La dinámica es que los alumnos pueden revisar el trabajo realizado por sus compañeros, pero también el trabajo realizado por otros estudiantes que acabaron el curso anteriormente. Por tanto, los alumnos deben crear su propia presencia en internet a través de su portafolio digital. De esta manera se propicia la formación de una comunidad de práctica donde se fomenta el aprendizaje colaborativo.

Los alumnos pueden explorar el contenido y utilizar todos los materiales en el orden que mejor les convenga. Algunos colegas llaman a esto aprendizaje centrado en el estudiante, pero yo prefiero el término “aprendizaje dirigido por los estudiantes”.

Lo anterior funciona de la siguiente manera, los estudiantes publican sus proyectos y tareas en un blog, en un espacio en el que son los dueños de sus datos y tienen control total para decidir qué hacer con ellos una vez que concluya el curso. Los alumnos tienen su propio blog y lo que hago como profesor es que tengo una instalación de WordPress en mi alojamiento web, donde a través de plugins registro la URL de la dirección de los blogs de cada uno de ellos, de tal manera que cuando haya publicaciones recientes en sus blogs, el sistema se traerá el contenido de los posts y los copiará en mi blog del curso. Así cuando los estudiantes vayan a la página del curso podrán ver los posts de todos los compañeros aunque cada uno esté publicando en su propio espacio. Aquí está la magia detrás de todo el proceso. Esta misma solución se puede utilizar para cursos o para centros de publicación.

Para las publicaciones que realizan los alumnos, utilizamos un sistema de etiquetas sugeridas de búsqueda para que, por ejemplo, quien busque sobre cómo hacer un ciclo en C++ lo encuentre fácilmente. Debido a que tengo dos grupos de 100 alumnos posteando recurrentemente el número de posts se eleva rápidamente por lo que un control de búsqueda es muy útil. Cada semestre hago un nuevo blog del curso, lo cual conlleva algunas actividades de mantenimiento.

Con esto busco desarrollar en mis alumnos las competencias transversales de comunicación escrita y comunicación oral, así como fomentar publicaciones en internet relacionadas con los contenidos de los cursos que imparto o de talleres en general.

Una estrategia que pongo en práctica en mis cursos es que las actividades no tienen una agenda. Por tanto, la fecha límite para entregar todas las tareas es el último día de clase. Para quienes necesitan psicológicamente una fecha límite (porque de lo contrario no hacen nada), considero que debemos orientarlos para que aprendan a manejar adecuadamente su propia agenda. Algunos profesores pensarían que con esta estrategia muchos alumnos dejan todo hasta el último minuto. Sin embargo, mi experiencia demuestra que no sucede así, ya que este trabajo disminuye los niveles de estrés de los estudiantes y la mayoría realiza las actividades de manera temprana.

Para más información puedes contactar en Twitter @ken_bauer o a través de mi blog kenbauer.me.

Ken Bauer. Departamento de Ciencias Computacionales del Tecnológico de Monterrey, en Guadalajara (México)

Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey (México)

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*