diciembre 16, 2017

La gran brecha tecnológica en el sector educativo

Neil Colquhoun2

Apesar de la importancia cada vez mayor de la tecnología en la Educación en Europa, el 42% de los responsables de TI en centros educativos afirman no abordar las necesidades tecnológicas en su organización. Según una encuesta realizada a los compradores de TI y trabajadores de la Educación de Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, el 38% no son proactivos para incorporar nuevas tecnologías en sus respectivos centros.

Este hecho se produce en un momento en el que la Educación se centra cada vez más en la tecnología. Además, según los resultados del International Computer and Information Literacy Study, la mayoría de los profesores cree que contar con tecnologías innovadoras en el aula resulta una herramienta esencial para desarrollar habilidades laborales necesarias en el siglo XXI, especialmente el aprendizaje autónomo, el pensamiento crítico, la capacidad de resolver problemas de la vida real y reflexionar, la comunicación y la colaboración, la creatividad y la alfabetización digital .

Asimismo, se manifiesta una clara disparidad entre los diversos países de Europa, ya que algunos gestionan mejor la tecnología en el sector educativo que otros. En Italia, aproximadamente la mitad (57%) de los encuestados admitió no abordar las cuestiones tecnológicas, mientras que España lo está haciendo mejor: tan solo el 28% de los encuestados ignora estas necesidades. Además, en Francia alrededor de la mitad (51%) de los compradores de TI admitió no estar al tanto de las últimas tendencias tecnológicas comparado con solo el 30% en España, el 32% en el Reino Unido, el 40% en Alemania y el 41% en Italia. Cuando les preguntaron qué tipo de tecnología debería mejorar o proporcionar su organización, el 43% del personal docente señaló los ordenadores portátiles, seguidos de cerca por las impresoras (41%).

Productos más rentables.

Los resultados de la encuesta muestran que los equipos de TI necesitan responder mejor a las necesidades y mantener el ritmo de las nuevas tecnologías para no dejar a los profesores con equipos obsoletos. Sin embargo, dado que ahora los presupuestos son más estrictos, la presión es mayor que nunca. Para abordar estos problemas es clave cambiar a productos que sean rentables y fáciles de mantener.

No obstante, la falta de una tecnología actualizada no es lo único que impide que los centros de enseñanza alcancen el máximo potencial de la tecnología en el aula: los profesores necesitan estar bien preparados para así sentirse confiados a la hora de introducir nuevas tecnologías y enseñar cómo usarlas de un modo adecuado. Aun así, la baja preparación para el uso de las nuevas tecnologías fue identificada por el 31% de los encuestados en el ámbito de la Educación como la principal barrera que impide que el sector se beneficie de la tecnología por completo. Se necesitan mejoras significativas en el Reino Unido y España, donde el 34% y el 33% de los encuestados identificó el problema.

Se necesita hacer más para salvar la brecha entre la clase y el mundo laboral, pero la buena noticia es que los centros educativos están cada vez más abiertos a incorporar la tecnología en el aula. A modo de ejemplo, muchas escuelas europeas han adoptado ya herramientas de comunicación visual como proyectores interactivos para impulsar el aprendizaje colaborativo, una habilidad fundamental en los trabajos de hoy en día que exigen la colaboración entre equipos.

Más sobre Epson y la Educación en www.epson.es/educacion.

Escrito por Neil Colquhoun Director de Visual Instruments Epson Europe.

 

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*