junio 27, 2017

Factores que han favorecido el desarrollo actual de la innovación docente por Diego Vergara. Grupo Vimet de la UCAV

Silueta Diego Vergara Rodríguez

Es evidente que la innovación docente (ID) está creciendo cada día más. Uno de los indicios claros de esta afirmación es el incremento vertiginoso en la última década del número de congresos especializados en diferentes temáticas de la docencia, y también del número de revistas de dicho ámbito, que se han duplicado, e incluso triplicado. Esto no se debe a que las nuevas generaciones de profesores se impliquen más en su trabajo, ni tampoco a la aparición de recursos didácticos basados en las TIC –que aunque fomentan la ID no son un factor determinante en sí mismos–, sino a otra serie de factores externos que han potenciado extraordinariamente el desarrollo de un ambiente de trabajo vinculado a la innovación educativa. Así, en esta comunicación se van a tratar aquellas circunstancias que parecen haber sido más influyentes.

Factores influyentes en el nivel universitario

En el nivel universitario la investigación en el sector educativo estaba restringida prácticamente a los pedagogos, y el resto de áreas investigaba en su campo específico (ingeniería, biología, química, etc.). Pero, en el momento que el sistema de evaluación del profesorado universitario cambió y se empezó a valorar de forma oficial tanto la implicación en la investigación como en la docencia, todos los docentes –independientemente del área de conocimiento– comenzaron a trabajar también en el campo de la ID. De hecho, prácticamente todas las universidades convocan anualmente alguna jornada de innovación educativa y alguna convocatoria de proyectos de innovación docente.

Además, en la evaluación para acreditarse como profesorado universitario (gestionada por la agencia oficial Aneca) algunos de los aspectos a valorar son el número de publicaciones en revistas del sector educativo y la asistencia a congresos de dicho ámbito. Esto también influye en la gestión de la calidad de la actividad docente universitaria, acorde al programa Docentia creado en 2007 para cumplir las recomendaciones establecidas por el Espacio Europeo de Educación Superior. De este modo, el crecimiento en la última década del número de profesores universitarios implicados en cubrir esas exigencias es formidable, y con ello la aparición de medios donde difundir sus aportaciones: jornadas, congresos, revistas, etc.

Factores influyentes en niveles preuniversitarios

En niveles preuniversitarios, al no haber alicientes como en la Educación Superior, el potencial de crecimiento de la ID ha quedado diluida. De hecho, en las convocatorias de oposición de muchas comunidades autónomas al Cuerpo de Profesores de Secundaria, se valora en igual medida una publicación científica en revista (que precisa de un arbitraje antes de ser aceptado) que un curso de formación (que no requiere de evaluación final).

Tampoco se valora de forma justa la innovación educativa en el concurso de translados de los profesores funcionarios de carrera. Esto no favorece que el profesorado de estos niveles se implique activamente en la ID. Aun así, el cambio del antiguo CAP al nuevo Máster en Profesorado de Enseñanza Secundaria puede facilitar un aire de esperanza (en este Máster se forma al alumnado en nuevas metodologías, y se les anima a tener iniciativa para innovar y adaptarse constantemente a las nuevas generaciones de estudiantes).

Por lo tanto, dado que cada vez hay más trabajos en el sector educativo y esto redunda en una mayor exigencia de calidad por parte de las revistas y los congresos, se puede afirmar, a modo de conclusión final, que previsiblemente las aportaciones en el ámbito de la innovación docente sufrirán mejoras sustanciales en años venideros.

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*